• header2
  • header3

Boton web litoral norte

politacoso

botoncito cuadrado web elecciones cenur cup

correo

BECAS

50anos

cafe

Unisa

quimicad

Ganaderos Celestes: se realizó encuentro con presentación de investigaciones

DSC 0187En la escuela agraria de Guaviyú, enmarcado en el proyecto Ganaderos Celestes, alrededor de 100 estudiantes de enseñanza media de zonas urbanas de Paysandú, Young (Río Negro), Salto y Tacuarembó presentaron los resultados obtenidos en sus proyectos de investigación. El entusiasmo mostrado por los participantes y los ricos intercambios realizados en la jornada se manifestaron como la viva expresión de que el diálogo entre el campo y la ciudad, que se buscaba alcanzar con el proyecto, es posible y que esta es una de las formas de generar conciencia agropecuaria.

La actividad comenzó a las 9.30 de la mañana con la llegada de las delegaciones desde los diferentes departamentos y la primera etapa se concentró en el amplio galpón ambientado como aula para la presentación de las investigaciones que incluyeron novedosos formatos. Acompañados por docentes de diferentes asignaturas y con el apoyo de tutores universitarios también de diferentes áreas del conocimiento y perfiles académicos los resultados presentados se generaron en torno a la alimentación, la salud, los bienes culturales y la biodiversidad, siempre entorno a la producción ganadera familiar.

La jornada tuvo espacio también para reflexionar e intercambiar sobre el proceso, conocerse entre las delegaciones de los diferentes departamentos y compartir un almuerzo campestre. El clima templado, sumado a la infraestructura de la escuela agraria y la calidez de estudiantes, docentes y demás representantes de UTU fueron de destaque para que la jornada resultara productiva y emotiva.

“NADA EMPIEZA DE CERO NI TERMINA HOY”

Ganaderos Celestes es una iniciativa que busca generar conciencia agropecuaria poniendo en valor la ganadería familiar y favoreciendo el diálogo entre lo urbano y lo rural. La iniciativa es llevada adelante por la Facultad de Agronomía (FAGRO) de la Universidad de la República (UDELAR) con apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), en asociación con la Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR).

En el cierre de la actividad el decano de Facultad de Agronomía Ariel Castro resaltó que al momento de ver las presentaciones de los estudiantes se sintió reflejado personalmente en muchos aspectos. “Yo soy de Montevideo del barrio Jacinto Vera, pero mi abuelo era productor rural en Tacuaembó y entonces desde chico conocí el campo en donde pasaba gran parte de mis vacaciones”, narró. En las presentaciones “sentí mucho del deslumbramiento que sentimos los chiquilines urbanos con la vida de campo y esas vivencias muchas veces son las que nos terminan marcando ciertas predilecciones en nuestros propias opciones”, expresó el hoy Decano. Desde ese lugar emotivo, Castro felicitó al equipo motor del proyecto, a los organizadores de la actividad pero sobre todo a los estudiantes “por el gran trabajo”.

“Lo que estamos viendo hoy es el resultado de un diálogo entre habitantes del campo y la ciudad, es la provocación de generar un diálogo que no es solo juntar personas, requiere poner en funcionamiento mucho conocimiento para que en ese encuentro las dos partes aprendan y sea posible construir un nuevo conocimiento”, enfatizó Castro. Resaltó que para que ese diálogo suceda “hay detrás muchos años de trabajo en proyectos de extensión, con productores, con colectivos organizados y con participación de estudiantes y docentes y que son la trama sobre la que se construye este tipo de proyectos”.

“Esto es un camino, son construcciones, nada empieza de cero y tampoco termina hoy. Felicitaciones a todos los involucrados”, concluyó Castro.

Por su parte Carlos Rydström, director de Desarrollo Rural del Mgap manifestó sentirse “muy contento por vivir y ver instancias como estas”. Reflexionó que como montevideano vinculado al agro por motivos familiares “siempre sentí la falta de diálogo que a veces existía entre los habitantes del campo y la ciudad por eso poder ver --en casos como este-- concretarse experiencias de estas características me parece muy valioso”.

Destacó el involucramiento de instituciones como la Utu, la Udelar, el Mgap que con “este tipo de acciones que pueden parecer pequeñas pueden cambiar la perspectiva de como nos vemos como sociedad y como país para toda la vida”. Rydström anheló que “estos intercambios duren mucho” y transmitió: “nos vamos con muchas ganas de que este tipo de experiencias se puedan repicar a lo largo y ancho del país”.

TRAMA INSTITUCIONAL

El representante de la Fao, Vicente Plata afirmó que se continuará apoyando a Conciencia Agropecuaria y reafirmó que encuentros de éste tipo “serán tomados como aprendizaje”. Remarcó que “lo más importante es que esto se puede hacer en Uruguay por la trama institucional que involucra a las instituciones educativas de diferentes niveles pero también a las instituciones de productores”. Enfatizó en que Uruguay “es país muy institucionalizado, eso es muy beneficioso, porque puede ser trabajoso realizar acuerdos pero es real que esto se pudo hacer por tener una buena trama institucional que sostiene desde las asociaciones de productores, desde la Universidad en todo el país y también institucionalidad en la producción agropecuaria”.

Por su parte el coordinador del proyecto Conciencia Agropecuaria Gustavo Garibotto se refirió a la importancia del proyecto al tener como objetivo la valorización de la producción ganadera familiar como “un tesoro bajo el cielo celeste”. “Es la producción familiar básicamente a campo natural en el bioma pampa nuestra seña de identidad, es lo que somos los uruguayos”, expresó. Remarcó que el bioma pampa –compartido con Brasil y Argentina-- “es el sustento de nuestras actividades productivas, pero también de nuestra propia sociedad porque gracias a eso tenemos agua pura, biodiversidad y gente que que habita esa campaña”. Referenció que hace 50 años eran 90.000 esos productores y hoy son aproximadamente 41.000. “Se trata de un fenómeno que ha ocurrido en todo el mundo pero que nos desafía a tratar de revertirlo, a los que estamos desde distintos lugares que trabajamos vinculados a políticas públicas para hacer que se vuelva a ese campo y con acciones como estas podemos contribuir”, mencionó.

Submit to FacebookSubmit to Google Bookmarks
resim dosya yükle